“Menos un cuarto…”

Menos un cuarto faltaba para que terminara el día…
Cuando todo era silencio y oscuridad, cada tic-toc del reloj que se encontraba en el rincón de mi habitación, se me hacía insoportable de escuchar, eran como martillazos en mi cabeza, me transmitía malas vibras, pero sobretodo miedo; Y es ahí donde me di cuenta que la soledad y el silencio cuando se toman de la mano son asesinos, ya que es desesperante lograr escuchar con claridad cada maldita palabra de tus pensamientos.

Y menos un cuarto faltaba, pero cada segundo se me hacia eterno; comenzaba a formarse en mi garganta un nudo enorme, y conforme las agujas del reloj avanzaban lentamente, recordé que aunque me encontraba en aquel Rincón solitaria como siempre, quizás  no lo estaba del todo, no, no era así… O quizás sólo en ese cuarto; pero sabía que a kilómetros de distancia posiblemente te encontrabas tú… pensando en cómo me estaba sintiendo, o si estaba pensando alguna locura, o quizás pensando en mi sufrimiento y en cómo ayudarme; a pesar de que tú sabías que en muchas ocasiones no te deje hacerlo, Pero era porque las veces que te deje, de alguna manera cuando me escuchabas, yo sentía que te rompía poco a poco, hacía que tu esencia se desvaneciera porque estaba robando tu luz y considere que no era justo; no lo era porque cuando yo hacía caso y por fin decidía levantarme, era cuando lo hacía con tu fuerza, con tu luz, y con tu voluntad… y no lo iba a seguir permitiendo.

Fue entonces cuando en aquel rincón, aquella noche, cuando faltaba menos un cuarto (o quizás menos), para terminar esta noche, decidí llamarte y ponerle un fin a todo esto…
Ponerle un fin a tu compañía y a tu amistad, Ponerle un fin a esa injusticia tan grande que estaba cometiendo contigo, porque no lo merecías, en definitiva no merecías ese gran daño que te estaba haciendo y del cuál no te estabas dando cuenta, o no querías decirme porque solo buscabas un bien para mí; pero, ya “es ahora” y tengo que separarme de ti viajera, ya era hora de confrontar mis miedos y luchar contra mis fantasmas…

Aunque debo admitir que en este momento no tengo las fuerzas suficientes para levantarme de este maldito rincón en el que me encuentro.

Y mientras los segundos pasaban me di cuenta que yo, sólo quería envenenar mis pesadillas, mis pensamientos y quizás hasta mi vida con el cigarrillo y ahogarme por fin en el alcohol…

Es por eso que te pido que corras viajera…
Nuestros caminos se separan aquí, faltando un minuto para que acabe esta noche cruel y de igual forma para que acabe esta pesadilla para ti…

Corre viajera,
se feliz,
pero nunca dejes de leerme
y nunca me olvides.🥀

Un comentario sobre ““Menos un cuarto…”

Agrega el tuyo

  1. “Tengo claro que es por mí por lo que sigo manteniéndome
    Estoy viéndome, queriéndome, me siento al cien y entiendo que
    Estoy siendo lo que quiero ser. Ý en cierto modo sienta bien
    que yo también, lo puedo hacer, y nunca conformándome”
    Lytos ft. Dante
    Sigues así Gabriela. ☺☺🙌🏻💜

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: